Cómo decorar un salón alargado

Salón estrecho y alargado

 

Un salón es el espacio de la casa destinado a ser acogedor, funcional y práctico. Una zona de estar que ocupa la mayor parte de metros cuadrados de la vivienda. Según la forma que tenga, así lo decoraremos y dispondremos el mobiliario. Nuestro siguiente reto es decorar un salón alargado, esa forma rectangular que puede ser incómoda desde el punto de vista de su distribución y decoración. Tomad nota porque os damos las mejores ideas para sacarle el mejor partido a un salón alargado.

Iluminación

Lo primero que debes buscar es que entre la mayor cantidad de luz natural. Para ello prescinde de muebles, sillones, sofás o cualquier otro mobiliario delante de las ventanas. Utiliza estores o cortinas ligeras.

Con respecto a la iluminación artificial, usa halógenos empotrados en el techo o apliques de pared o en los propios muebles. Nada de lámparas de pie que pueda interrumpir el paso.

Salón estrecho y alargado

¿Qué colores usar?

Sin duda, apuesta por los colores claros y neutros para muebles y paredes, que darán mayor amplitud y luminosidad. Si te gusta apostar por colores más oscuros o atrevidos, hazlo en la zona que entre más luz natural y siempre en una pared estrecha. Otra forma de dar profundidad es pintar con unos tonos más oscuros que el resto la pared del fondo.

¿Qué muebles colocar en un salón alargado?

Siempre será mejor que apuestes por muebles estrechos y alargados y si pueden ser multifuncionales, mejor. La zona central del salón es mejor dejarla lo más despejada posible y colócalos en la misma línea de la pared.

Mesa de comedor

Piensa antes de comprar la mesa, el uso que le vas a dar. Si será de diario o lo utilizarás sólo en ocasiones. Porque puedes prescindir de mesa de comedor y tener una plegable guardada para las ocasiones de grandes reuniones. Si decides colocar una mesa de comedor, las redondas, no demasiado grandes, pueden ser una buena opción, para romper la zona rectangular, pero nunca en medio. Si te gustan más las rectangulares o cuadradas, coloca sillas ligeras y sin brazo, que te ocuparán menos espacio.

Coloca espejos

Espejos en pared de salón estrecho y alargado

Para ensanchar las paredes coloca espejos, uno enfrente de otro. Verás cómo los muros parecen separarse unos metros. También puedes colgar un espejo grande en una de las paredes alargadas para dar más profundidad a la sala de estar.

 Sofá y televisor

La distancia entre el sofá y donde coloquemos el televisor es importante tenerlo en cuenta en un salón alargado. Los especialistas dicen al respecto, que se deben dejar dos veces el ancho de la pantalla.

Una buena opción es colgar en la pared el televisor y evitar incluso el mueble destinado para su uso.

Apuesta por un sofá alargado, pero ¡cuidado con el fondo!, con 90cm es suficiente para que sea cómodo y a la vez no sea un estorbo en la zona de paso. Si te gustan los modernos chaise longue, colócalo al fondo del salón.

Detalle de sofá rinconero en salón estrecho y alargado

Muebles auxiliares

En un salón con forma rectangular cuantos menos muebles, mejor. Si te gustan las mesitas auxiliares, apuesta por las tipo nido, que ocupan poco espacio y se pueden abrir y separar cuando las necesites. Las librerías o estanterías que sean ligeras, sin fondo.

Si eres de los que no pueden pasar sin alfombras, opta por una de color claro que aumentará la sensación de amplitud.

Escoge mobiliario bajo, mejor que librerías que lleguen hasta el techo. Ocupan menos espacio. Hay de líneas rectas y modernas que quedan genial en un salón alargado.

Piensa siempre que el salón es una zona de estar y de paso, donde se pasa gran parte de nuestro tiempo y debemos estar lo más confortables posible.