Decoración rústica

Salón rústico

Buscando la calidez de las casas de campo antiguas, el estilo rústico se caracteriza por el uso de materiales nobles y colores tierra, creando una atmósfera serena y acogedora. En este estilo también se prioriza la relación con la naturaleza, tanto en los materiales utilizados como en su relación con el exterior. 

Con la decoración rústica se crean ambientes con belleza y confort, que invitan a disfrutar del hogar. Es un estilo que puede aplicarse a cualquier ambiente del hogar, teniendo en cuenta algunas claves de diseño. A continuación te daremos ideas de cómo integrar de forma exitosa la decoración rústica en tu hogar. 

Crea un contacto con el exterior 

Inspirándose en las casas de campo, la relación del estilo rústico con la naturaleza es muy importante, tanto en el uso de materiales en el interior, como en la relación con el exterior. El estilo rústico se caracteriza por priorizar la luz natural y las vistas hacia afuera del espacio. 

A pesar de que la luz natural es muy apreciada en cualquier hogar, en el estilo rústico juega un papel fundamental. El ingreso de luz solar aumenta la calidez de un espacio, por lo que siempre se busca que entre la mayor cantidad de luz cuando utilizamos este tipo de decoración. Para ello, se evita bloquear las ventanas y usar cortinas de materiales ligeros y translúcidos, para que siempre haya mucha luz. 

Además, las ventanas sirven para relacionarse con el exterior y la naturaleza, y aunque vivas en medio de la ciudad puedes crear una vista más rústica con plantas en el exterior que fusionen la naturaleza con el cemento. También puedes colocar plantas en el interior, para decorar y darle vida a tus espacios rústicos, con una nota de color. 

Destaca la arquitectura del espacio 

En las casas antiguas de campo, todas las estructuras estaban a la vista, y si bien no era una decisión estética sino más bien práctica, hoy se toma esta característica como uno de los pilares de la decoración rústica. 

Dentro de los espacios rústicos se deja a la vista cualquier tipo de estructura que tenga el hogar: vigas, cerchas, columnas y más. Si tu espacio no tiene ninguna de estas piezas, puedes recrearlas con madera o hierro, para darle un detalle arquitectónico decorativo al ambiente. 

Otra forma de dar con ese aspecto inacabado de la decoración rústica es con muros de ladrillo o piedra, a los que parezca que les falta el revoque. Estos materiales son muy utilizados en este estilo y se eligen en general para crear una pared focal en el espacio, destacando un sector. 

Usa materiales nobles 

Salón con pared en piedra estilo rústico

En la decoración rústica, los colores y texturas de los materiales utilizados son muy importantes, ya que ayudan a crear la calidez que este tipo de espacios requiere. Se utilizan materiales nobles y naturales sin mucho tratamiento para decorar el espacio. 

Por su relación con la naturaleza, en el estilo rústico se utilizan principalmente materiales naturales, como la madera y la piedra. Son las texturas principales que pueden encontrarse en ambientes de este estilo, aplicándose en pisos, paredes, techos y mobiliario. 

Otras texturas que también tienen importancia dentro de la decoración rústica son las pieles, como cuero o pelo, los tejidos, como lino y lana, y el mimbre. Todas estas texturas están conformadas por elementos naturales y aportan calidez y estilo a cualquier ambiente rústico. 

Opta por una paleta de colores cálida 

Los colores que más representan a la decoración rústica son sin duda los tonos tierra, combinados con tonos neutros. En estos tonos, podemos encontrar los colores de la naturaleza y de materiales que se utilizaban antiguamente como el barro, la madera y las pieles, sumando calidez al ambiente. 

Dentro de los colores neutros, se utiliza el blanco o el crema para dar luminosidad a un espacio y replicar la luz natural, mientras que el gris y negro son utilizados para ciertos detalles decorativos. También pueden integrarse los verdes o azules pálidos para dar una nota de color al ambiente, ya que estos colores se relacionan con la naturaleza y crean un espacio armonioso. 

Busca muebles rústicos 

decocración muebles rústicos y vintage

Al momento de elegir los muebles para este estilo, es mejor optar por líneas simples y robustas en colores cálidos o neutros, que se adapten a la paleta de colores del espacio. Como se quiere crear un ambiente acogedor, se eligen muebles que representen ese sentimiento, como un sofá cómodo que invite a sentarse o echarse una siesta. 

En los muebles de estilo rústico, también están muy presentes los materiales naturales como la madera, el algodón o el lino principalmente. Estos materiales se utilizan tanto en mobiliario como en objetos decorativos, para complementar el espacio. 

Uno de los elementos más utilizados en los espacios rústicos son las chimeneas, ya que hace una referencia directa a las casas de campo. Si no puedes construir una de leña, hay muchísimas opciones de chimeneas eléctricas que pueden darle ese detalle de calidez que le falta a tu ambiente. 

Suma personalidad con objetos vintage 

Relacionado a épocas antiguas y al valor de la historia, el estilo vintage es ideal para combinar con espacios rústicos porque comparten una estética similar. Integrar piezas vintage en tus espacios rústicos te ayudará a darle más estilo y personalidad, escapando de la simplicidad que a veces conllevan estos ambientes. 

Integra el estilo rústico en tu vida 

Aunque al principio parezca un estilo difícil de replicar, con las claves que te mostramos en el artículo verás que es sencillo transformar cualquier ambiente de tu hogar en una antigua casa de campo. Con la decoración rústica puedes crear un espacio cálido, acogedor y con personalidad. 

Por su estrecha relación con la naturaleza, es un estilo de decoración que busca el bienestar y confort de las personas, de una forma estética y armoniosa. Creando espacios originales, bonitos y también acogedores, la decoración rústica es una apuesta muy original para tu hogar.